Ovario poliquístico ¿debo preocuparme?

Autores:

Pedro Gallegos, Juan Camilo Mejia, Elisar Eid, Daniela Lescano, Alejandro Lopez, Emilio Cabascango, Isabel Viteri, Sebastian Sanchez, Melisa Muenala y Tania Muenala.

Anatomía funcional

Los ovarios son las gónadas femeninas donde se producen hormonas reproductivas como el estrógeno, y se desarrollan los óvulos. Desde que empieza la adolescencia, las mujeres tienen ciclos menstruales mensuales, tras los cuales se produce maduración y expulsión del ovario de un óvulo. Antes de la ovulación, se produce la maduración de varios óvulos, pero sólo uno de ellos es expulsado y el resto se degenera. Luego de la ovulación, si no se produce fecundación del óvulo, sobreviene la menstruación (Sadler, 2016).

¿Qué es en realidad el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)?

El síndrome de ovario poliquístico es una enfermedad de la mujer que causa ciclos menstruales irregulares, acné o crecimiento excesivo del vello facial. También puede hacer que sea muy difícil que la mujer se quede embarazada. El síndrome de ovario poliquístico es un muy común: alrededor del 5-8% de las mujeres lo padecen. La mayoría de las mujeres con síndrome de ovario poliquístico tienen sobrepeso (McCartney & Marshall, 2016).

¿Por qué me puede dar SOP?

Los ovarios de las mujeres que tienen SOP no funcionan normalmente y producen demasiada testosterona, la hormona más importante en los hombres. Pero las mujeres también la producen y la necesitan en pequeñas cantidades. Los ovarios normalmente la producen en cantidades muy pequeñas, pero en el caso del SOP la cantidad que producen es anormalmente mayor (Trikudanathan, 2015).
En las mujeres que tienen este síndrome, el ovario solo produce muchos folículos pequeños en lugar de uno grande como es lo normal. De esta forma, no se cumple el ciclo en el que crece un folículo y se ovula. Los niveles hormonales se desequilibran y la ovulación no se produce todos los meses como debería. Las causas concretas no se conocen hasta el día de hoy (McCartney & Marshall, 2016).

Síntomas

Los síntomas del síndrome de ovario poliquístico pueden variar de mujer a mujer. Entre los síntomas más comunes hay que considerar los siguientes:

● Tener menos de 8 periodos en 1 año.
● Crecimiento de pelo grueso en lugares anormales para una mujer como superior al labio, quijada, pecho, abdomen.
● Ganancia de peso u obesidad
● Presencia de acné (presencia de piel grasa y espinillas)
● Pérdida de cabello en la cabeza.
● Dificultad para quedarse embarazada
(Nandi, A., et al. 2014).

¿Cuándo acudir al doctor?

En general toda paciente debería buscar atención médica incluso si sus síntomas son muy leves. Esto se debe a que las mujeres con SOP tienen más posibilidades de tener otros problemas de salud, como: diabetes, colesterol alto, ansiedad, depresión o apnea del sueño. Todos estos síntomas se correlacionan con los efectos de aumento de peso y obesidad que se ven en mujeres con SOP. Además, el riesgo de enfermedad cardíaca podría ser mayor en estas mujeres (Azziz, et al., 2016).

¿Qué exámenes me debería hacer?

Dependerá de la edad que tengas, síntomas específicos, recuerda que cada caso es diferente; será tu médico quien decida qué examen ordenará.
Pruebas sanguíneas:
-Descartar embarazo en el caso de no haber menstruado.
-Niveles de hormonas, azúcar en sangre, colesterol.
Pruebas de imagen:
-Ultrasonido pélvico: Instrumento que no invade al paciente. Emite ondas de sonido para observar el útero y ovarios. Puede ser utilizada para ver los quistes en el ovario y diagnosticar el SOP (Bozdag, et al. 2016).

¿Qué puedo hacer para mejorar mi condición?

Es importante el control constante con un equipo de médicos capacitados. Existen distintos tratamientos que se pueden llevar cabo para mejorar la condición.
1. El bajar de peso es un tratamiento muy efectivo que reduce los síntomas y promueve la buena salud.
2. Los anticonceptivos regularizan los ciclos menstruales y previenen las complicaciones del síndrome.
3. La metformina ayuda a regularizar los síntomas que se asocian a la glucosa alta en sangre.
4. Para el tratamiento sintomático del acné hay lociones y distintas opciones orales que controlan este síntoma.
5. Existen tratamientos como el citrato de clomifeno para pacientes que desean embarazarse.
(Tehrani & Behboudi-Gandevani, 2015)

¡Conclusión! ¿Cómo será mi vida con SOP?

Habrán muchos síntomas molestos como exceso de vello en el rostro, espalda, pecho; habrá además acné que no mejorará con tratamientos habituales. El sobrepeso es un factor añadido al SOP. Conjuntamente, los períodos se tornarán irregulares haciendo que el sangrado puede ocurrir en momentos no esperados. Si desea quedar embarazada, esto será difícil por las anormalidades menstruales. A largo plazo, el tener períodos anovulatorios a repetición, el riesgo de cáncer endometrial y de mama aumenta. Sin embargo, con un tratamiento adecuado todo esto puede ser controlado (Trikudanathan, 2015).

¡Busca atención médica si tienes alguno de los síntomas mencionados!

Referencias:

Azziz, R., et al. (2016). Polycystic ovary syndrome. Nature Reviews Disease Primers, 2, 36-57.

Bozdag G, et al. (2016). The prevalence and phenotypic features of polycystic ovary syndrome: a systematic review and meta-analysis. Human Reproduction, 31(1) 28-41.

McCartney, C. R., & Marshall, J. C. (2016). Polycystic ovary syndrome. New England Journal of Medicine, 375(1), 54-64.

Nandi, A., et al. (2014). Polycystic ovary syndrome. Endocrinology and Metabolism Clinics, 43(1), 123-147.

Sadler, T. (2016). Langman. Embriología Médica. 13ª edición. Barcelona: Lippincott Williams & Wilkins.

Tehrani, F. R., & Behboudi-Gandevani, S. (2015). Polycystic ovary syndrome. In Contemporary Gynecologic Practice. InTech.

Trikudanathan, S. (2015). Polycystic ovarian syndrome. Medical Clinics, 99(1), 221-235.